jueves, 29 de abril de 2010

Carro, moto o Combi.

Desde 2001 que mi padre me hizo el paro, para sacar una Caribe chocada del corralón y arreglarla, fue mi primer vehículo. Después vendimos la Caribe y la cambiamos por un Pointer Azul… Aprendí que tener un carro si es un necesidad pero también una gran compromiso… La tenencia, el seguro, servicio, llantas, gasolina, aceite, etc., etc. Yo veo a las personas muy contentas en sus autos nuevos muy felices y contentos, pero la realidad es otra… ¡La mayoría están endeudados! Yo caí en el mismo juego… y me endeude. La semana pasada vendí mi Jetta para pagar deudas y me quede sin un clavo. La culpa, la culpa la tengo yo y nadie más, por mal administrado… “mano rota” como dice mi madre. Espero haber aprendido la lección… ahora veo a mis amigos en sus motos, que pasan, con el culo en el pecho… raaan!!! Raaan!!! Rugen sus motores… pero a mí no me engañan ya estuve ahí ya se lo que es tener moto y la verdad que es una chinga… Una moto (grande) si es un lujo y no un medio de transporte… Algunas personas que tiene sus motos solo para salir de vez en cuando un fin de semana a dar el rol… pero la verdad es que si no usas tu moto en la semana cuando la quieras prender el fin de semana ya no te va a funcionar. Luego, necesitas mucho equipo, el casco, los guantes, las botas, los googles, etc., etc., es sin duda un hobby y el hobby más caro del mundo. Dicen los que andan en combis que es más caro pagar combis que traer un carro, pero si sumamos todos los gastos de un carro es sin duda más caro que andar en la combi. Aunque eso si, llegaras sin duda más rápido. Yo hago 15 minutos en combi de mi trabajo a mi casa. Hay gente como el Ing. Fede del DF que hace todos los días hora y media en su carro del trabajo a su casa. No sé por cuánto tiempo me toque andar en combi, pero lo que me da gusto ahora es que ya no tengo problemas con eso, ya no me siento menos por no tener carro, ni moto, yeah! Yo sé que algunos solo tienen que estirar la mano para que les den un carro o una moto, a mi no… aprenderé a vivir con eso. Yo tengo cosas que otros no pueden tener estoy aprendiendo a disfrutarlas.

martes, 6 de abril de 2010

V Invación Extraterrestre


V Invasión Extraterrestre es una serie de televisión de ciencia ficción emitida entre 1983 y 1985.

Extraterrestres humanoides (de apariencia prácticamente humana) llegan a la Tierra desde el cuarto planeta de la estrella Sirio en una flota de 50 enormes platillos voladores que "aparcan" sobre las principales ciudades del mundo. Parecen ser amigables y buscan la ayuda de los seres humanos para obtener ciertos productos químicos que necesitan en su propio planeta. A cambio, prometen compartir su avanzada tecnología con éstos. Los gobiernos del mundo aceptan y los extraterrestres ganan una gran influencia en las más altas esferas de poder del mundo. Sin embargo, rápidamente empiezan a pasar cosas raras. Por ejemplo, algunos científicos empiezan a encontrar hostilidad de parte de los medios de comunicación y restricciones legales en sus actividades y movimientos. Algunos de los más renombrados hombres de ciencia empiezan a orientarse hacia prácticas subversivas y conductas extrañas, como repentinamente volverse zurdos cuando toda su vida fueron diestros. Aquellos que investigan esta situación desaparecen sin dejar rastro.

El periodista Michael Donovan (Singer) se escabulle dentro de una nave nodriza de los Visitantes y descubre que debajo de su disfraz humanoide, los extraterrestres son reptiles de preferencias carnívoras, con gusto marcado por roedores, aves y, en ocasiones, tarántulas. Cuando Donovan trata de denunciar esta situación, la transmisión es bloqueada y Donovan se convierte en un fugitivo requerido tanto por la policía como por los Visitantes.

Conforme la serie avanza, se revelan las verdaderas intenciones de los Visitantes: robar toda el agua de la Tierra y cosechar a la humanidad como fuente de alimento, dejando sólo unos pocos como esclavos y soldados/carne de cañón para las guerras que los visitantes tienen con otras razas extraterrestres.

Los científicos son perseguidos para desacreditarlos, pues son los que probablemente se darían cuenta primero de las intenciones de los Visitantes, aunque también para distraer la atención humana hacia otros asuntos. Incluso algunas personalidades importantes son sujetas a una especie de lavado de cerebro (llamado "conversión"), la cual hace que tengan obediencia total hacia los Visitantes, aunque la humanidad no perciba los "pequeños" cambios que esto implica en la gente que sufre el proceso (por ejemplo, cambiar de diestro a zurdo). No obstante, hay muchos humanos (la propia madre de Donovan entre ellos) que colaboran con los Visitantes o que, voluntariamente, ignoran o rechazan la verdad subyacente.

Sin embargo, se forma un movimiento de resistencia, determinado a exponer y oponerse a los Visitantes hasta donde les sea posible. La líder del capítulo de Los Ángeles es la Dra. Juliet (Julie) Parish; eventualmente Donovan se une a este grupo. La Resistencia comienza a atacar a los visitantes. Posteriormente surge disidencia entre los mismos Visitantes (este grupo se conocerá como la Quinta Columna, liderada por Martin), quienes se oponen a los planes de los de su propia raza, e intentan ayudar a la Resistencia de cualquier manera posible.